domingo, 20 de mayo de 2018

TEMA: “LA PROVIDENCIA DE DIOS” 
TEXTO: GÉNESIS 5:20 

INTRODUCCIÓN
Ya hemos visto que la expansión requiere: Transformación, Renovación, Consagración y requiere Unción. Jacob se expandió y llego a ser lo que fue porque experimento estas cosas. Hoy examinaremos el tema: “LA PROVIDENCIA DE DIOS” 
I. ¿QUÉ ES LA PROVIDENCIA? 
A. Providencia viene del griego Providere que significa: 
Ver a favor de alguien en manera anticipada. 
B. Es la intervención divina en los asuntos humanos para hacer favor a los seres humanos. 

II. ¿EN QUÉ SE VE LA PROVIDENCIA DE DIOS EN LA VIDA DE JOSÉ? 
A. En que el Señor sabía de antemano el hombre que llegaría a la tierra en aquella época. 
B. En todo lo que Dios preparó para que esto se enfrentará: 
1) Permitió que José pasará por todo lo que paso hasta llegar a ser el segundo en Egipto. 
2) Guardo a José en todo este proceso. 

III. ¿QUÉ AYUDO PARA QUE JOSE NO SE DECEPCIONARA EN MEDIO DE TODO LO QUE ENFRENTO? .
A. Que Dios estaba con él. (Gen. 39:21) 
B. Que comprendía que todo era parte del plan de Dios. (Gn. 50:20) 
C. Que perdonó a los que le dañaron (Gen. 50:21) (5:21) 

CONCLUSIÓN: 
Amados, aprendamos a reposar en el Señor, sabiendo que su providencia está con nosotros. Él ya preparó todo para bendición de nuestra vida.

jueves, 22 de febrero de 2018

Aunque las cosas a veces no salgan como quisiéramos, 
eso no significa que todo este terminado, Dios tiene la última palabra.

martes, 20 de febrero de 2018


Te presentamos una oración en video que esperamos que sea de bendición para tu vida. Estas oraciones forman parte de nuestro nuevo canal en Youtube titulado: “Oraciones Diarias” y al cual te puedes suscribir desde el siguiente link: https://goo.gl/udfwmP

miércoles, 16 de agosto de 2017

En armonía con Dios y contigo misma 




 El diccionario define la palabra armonía como "una conveniente proporción y correspondencia de unas cosas con otras". Decimos que vivimos en armonía cuando existe una grata compatibilidad con los que nos rodean. Una bailarina de ballet debe bailar de acuerdo con la música o no existiría esa armonía. Para que haya armonía, una parte debe ir de acuerdo con la otra y cuando una de esas partes no lo está, la armonía se pierde. Pero las bailarinas de ballet requieren de un maestro, de un director que las guíe y debe existir armonía entre ellas y quien las dirige. 
Los músicos de la orquesta que ejecutan la música para ese ballet, también precisan de un director que los dirija, de lo contrario no habría armonía, se escucharía mal. La naturaleza misma necesita un director para renovarse cada día y esto nos incluye a mujeres y hombres. Así es amigas, todos necesitamos de una guía para vivir en armonía, porque nadie es autosuficiente. Fuimos creados en armonía, a imagen y semejanza de nuestro Creador. 
Nadie mejor que Él sabe cómo debemos vivir esa vida que nos dio. ¿Por qué tantas personas en el mundo no pueden vivir en armonía con los demás?, ¿por qué no pueden vivir en armonía ni consigo mismos?, ¿por qué no tienen paz?... 
Somos seres tripartitos: tenemos cuerpo, alma y espíritu. Entre estas tres partes debe haber armonía, pues de no ser así, todo nuestro ser se tambalea. Un alma enferma, un alma que alberga rencor, odio, resentimiento, está enfermando toda la unidad y esto rompe la armonía. 
Mujer, si guardas rencor a alguien que te traicionó, si no le puedes perdonar, solo estás acumulando carga negativa para ti misma. Elige perdonar y te librarás de ella, sin que esto signifique que justificas la acción de esa persona. Solo estarás liberándote de una carga negativa para tu alma como es el resentimiento, que además hasta puede provocarte enfermedades. 
Dios nos manda perdonar y no hay decisión más sabia que obedecer a sus mandamientos. Esa paz que tanta falta te hace, solo la puedes tener viviendo en armonía con Dios. Y no hay mejor manera que vivir en armonía con Dios que vivir de acuerdo a Su voluntad, la cual solo puedes conocer en Su Palabra, la Biblia. Él tiene un propósito para tu vida, déjalo guiarte, mantente en comunicación con Él cada día, compártele tus sentimientos, tus ideas e inquietudes. 


Vivir en armonía con Dios, te garantiza una vida en armonía contigo misma y con los demás. Decídete hoy a entregarle tu vida y todo tu ser, para que Él te amolde de acuerdo a Su infinita sabiduría y te cobije dentro de Sus brazos de infinito amor. 


Escrito por:  Angélica García Sch.
Para: www.mujerescristianas.org

domingo, 27 de noviembre de 2016

¿TU ERES UNA MADRE CONSENTIDORA?


Victoria tenía un hijo, Carlitos, al cual le daba todo lo que le pedía, incondicionalmente. Ella y su esposo tenían una buena posición económica, por lo que no veía por qué no cumplir los caprichos del niño. Cuando iban de compras al super, el pequeño pedía de todo y Victoria llenaba el carrito con juguetes para él. Pero pasó el tiempo y Carlitos creció, se convirtió en adolescente y los caprichos se volvieron más caros. El esposo de Victoria un día perdió su trabajo y las cosas empezaron a cambiar. Ahora había que cuidar el dinero y no gastar en cosas superfluas. Pero Carlitos exigía, chantajeaba y amenazaba, para conseguir lo que quería. Victoria se daba cuenta de su error, había criado un "pídelo todo", que no aceptaba que se le negara nada. A él no le importaba la situación de sus padres, lo habían acostumbrado a obtener todo lo que quisiera y según él, todo debería seguir igual...
Una buena madre no da a su hijo todo lo que pide, porque sabe que no le hace ningún bien actuando de este modo. Si acostumbras a tu hijo a que con solo abrir la boca tenga todo lo que quiere, le estás haciendo un mal. Así no aprenderá a valorar las cosas, se hará caprichoso, egoísta e insensible. A los hijos hay que enseñarles a ganarse lo que van obteniendo en la vida. Tienen que aprender que es más valioso trabajar por algo, que obtenerlo fácilmente, "no le des el pescado, enséñale a pescar". Cuando son chiquitos, les puedes poner tareas livianas, como recoger sus juguetes, guardar su ropa, etc. y al mismo tiempo, les estarás enseñando a ser ordenados. De mayores, cortar el pasto, pintar una barda, etc. son tareas que pueden hacer sin problema. El asunto es que aprendan que para obtener algo en esta vida, hay que trabajar por ello. Los padres no tienen obligación de darles a los hijos todo lo que pidan, sino lo que necesiten. Claro que puedes comprarle a tu hijo algún caprichito de vez en cuando, puede ser porque te lo pida bien o como premio por algo bueno que haya hecho o simplemente porque quieres darle un gusto, porque a todas las mamás nos hace felices ver felices a nuestros hijos, pero enséñale también a pedir sin exigir.

Dios no nos da todo lo que le pedimos sino lo que Él sabe que necesitamos. Lo mismo debemos hacer nosotras con nuestros hijos, ellos no nos deben ver como el hada de los deseos. Los niños necesitan aprender que no siempre se puede tener lo que se quiere en esta vida. Enseña a tu hijo a tenerte confianza, así sabrá que cuando no le des lo que te pide, es porque en realidad no puedes comprárselo o porque tú sabes que no lo necesita. Tu hijo debe confiar en que tú sabes lo que le conviene, así como nosotras confiamos en que Dios sabe lo que nos conviene. No le des a tu hijo lo que Dios no le daría.

Escrita por: Angélica García Sch.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Echale un vistazo a:

Letras de Alabanzas

Imagenes Cristianas para Facebook

Seguidores