miércoles, 9 de marzo de 2011

SERIE: LAS OBRAS DEL SEÑOR RESUCITADO
TEXTO: HEBREOS 9:11-15
TEMA: “LIBERTAD PARA ENTRAR EN EL LUGAR SANTÍSIMO”

INTRODUCCION:
La ley de Antiguo Testamento definía que solo el Sumo Sacerdote podía entrar en el lugar santísimo para ofrecer sacrificio por él y por el pueblo, esto se hacía una vez al año. En lo que resta del año los sacrificios se hacían en el lugar santo donde solo los sacerdotes podían entrar: El pueblo en general podía estar solo en los atrios.
¿Porqué existían tantas limitantes? Porque no había venido el verdadero sumo Sacerdote que se entregaría no por él sino por todo el pueblo.

¿Qué paso el día que Jesús murió en la cruz?

I. EL VELO DEL TEMPLO SE RASGO EN DOS (Mateo 27:51; Marcos 15:38; Lucas 23:45)
a. Esto significa que ahora todos nosotros tenemos libertad para entrar a la misma presencia del Señor por medio de la sangre de Cristo (Hebreos 10:19)
b. Jesús en la cruz nos abrió un camino nuevo y vivo hacia el Padre Celestial.
c. Hoy ya no son necesarios los sacrificios, sino que Jesús se dio una vez y para SIEMPRE.

II. ¿COMO TENEMOS QUE ACERCARNOS AL SEÑOR? (V.22)
a. Tenemos que acercarnos con corazón sincero. “Sin grietas internas”
b. En plena certidumbre de fe. “Sin dudar nada”
c. Purificados los corazones. “Sin santidad nadie vera al Señor”
d. Lavados los cuerpos. “Nuestro cuerpo es templo y morada del Espíritu Santo, esto implica que tiene que ser Santo”

CONCLUSIÓN:
¿Estás disfrutando de las bendiciones del Señor Jesús? SI NO, VEN HOY A EL.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por Comentar, que ¡Dios te Bendiga!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Echale un vistazo a:

Letras de Alabanzas

Imagenes Cristianas para Facebook

Seguidores