lunes, 22 de junio de 2009


Tema: “Jesús el gran intercesor”
Texto: Juan 17:1-6



INTRODUCCIÓN:
Estudiar el evangelio de Juan, extrayendo todo lo relacionado a la persona de Jesús es algo emocionante. Este escrito presenta de manera especial facetas específicas en la vida de Jesús. De este estudio puede uno llegar a conocer mejor al Señor y confiar en su amor y misericordia. El capítulo 17 específicamente presenta a Jesús como el GRAN INTERCESOR.

Lo primero que Jesús hace en su oración es:

I. DEFINIR EL ORIGEN DE LA VIDA ETERNA. (Juan 17:1-3)

A. Todo este capítulo es una ferviente oración que Jesús hizo a su padre celestial.

B. Lo primero que Jesús hace en la oración es definir el origen de la vida eterna: “…Esta es la vida eterna que te conozcan a ti, el único Dios verdadero y a Jesucristo a quien has enviado” (v. 3)

C. Jesús es el gran intercesor para la vida eterna: “Nadie viene al padre sino por mí” (Juan 14:6) Lo segundo que hace es:

II. INTERCEDER POR LA PROTECCIÓN DE SU PUEBLO (V. 9 –14)

A. Jesús reconoce que él va al padre, pero sus hijos tienen que permanecer en el mundo. por tal razón ora y ruega al padre para que los guarde.

B. Reconoce en su ruego que cuando estaba con ellos en el mundo el los guardaba.

C. No pide que los quite del mundo sino que los guarde del mal.

D. Que interesante y alentador es saber que como hijos de Dios disfrutamos de la vida eterna que Jesús nos da y no sólo este precioso regalo, sino también su protección.

En su intercesión no solo resalta la vida eterna y ruega por la protección de sus hijos, si no que también:

III. INTERCEDE PARA QUE LA IGLESIA SEA CONSERVADA PURA. (Juan 17:17 –19)

A. Es de gran aliento saber que Jesús nos brinda vida eterna, nos guarda del mal y nos santifica cada día. Si esto sostiene nuestra vida nada nos apartará de nuestra fe.

Nuestro Señor, a la vez que intercedió por sus discípulos y por la Iglesia, también:

IV. INTERCEDIO POR LOS QUE A TRAVÉS DEL TIEMPO CREERÍAMOS (Juan 17:20)

A. Que maravilloso es saber que en la oración de Jesús estuvimos nosotros presentes. Todos los que hemos creído y los que creerán a través del tiempo ya tenemos la bendición de la oración de Jesús.

Por último:

V. INTERCEDIÓ PARA QUE DONDE ÉL ESTÁ NOSOTROS TAMBIÉN ESTEMOS (V. 24)

CONCLUSIÓN:
Esta reflexión titulada: Jesús el gran intercesor, nos deja varias enseñanzas: por Jesús disfrutamos vida eterna, protección, santificación y acceso a donde él se encuentra.

¡Si todavía no disfrutas de esta bendición, hoy puedes recibirla!


0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por Comentar, que ¡Dios te Bendiga!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Echale un vistazo a:

Letras de Alabanzas

Imagenes Cristianas para Facebook

Seguidores